Balón de Bakri para casos de hemorragia uterina postparto

Balón de Bakri para casos de hemorragia uterina postparto

La OMS define la hemorragia postparto como una pérdida sanguínea de 500 mililitros o más después de 24 horas de la finalización del parto. Esta complicación de la salud es una causa de mortalidad materna significativa en países de bajos recursos, que podría ser prevenible con el tratamiento y el uso del equipo médico especializado correcto. Por este motivo DEMESA pone a disposición del personal médico el balón de Bakri.

¿Para qué se usa el balón de Bakri?

El balón de Bakri es utilizado por especialistas en ginecología y obstetricia para manejar casos de hemorragia posparto con una alta tasa de éxito. Se usa en pacientes que presentan dificultad para restaurar el tono del útero mediante medicamentos y en las que no se desea recurrir a procedimientos altamente invasivos o quirúrgicos como lo es la histerectomía.

¿Cómo es el Balón de Bakri? 

Es un consumible médico especializado que se coloca y retira con facilidad a través de la cavidad vaginal. El balón de Bakri que distribuye DEMESA está hecho 100% de silicón; de manera que puede expandirse dependiendo de los requerimientos que el médico considere adecuados para atender las necesidades del paciente. 

Pesa un kilogramo aproximadamente, tiene 54 centímetros de largo e inflado puede albergar 500 mililitros. También posee un canal para el drenaje que permite al ginecólogo o al profesional de la salud vigilar la pérdida de sangre en los pacientes que requieren su uso. 

¿Cómo se usa el Balón de Bakri? 

El balón de Bakri se introduce de forma transvaginal, y debe ser guiado hasta el fondo del cuello uterino. Una vez que está ubicado en la posición correcta debe hacerse empaquetamiento vaginal e insuflarse para evitar desplazamientos hacia la vagina. Posteriormente, se hace una ecografía para volver a verificar su adecuada ubicación.

En caso de que se haya realizado cesárea, el balón puede colocarse por vía abdominal. Este procedimiento se realiza para generar un taponamiento y evitar el escape de sangre. Cabe destacar que tiene una alta tendencia a los resultados favorables. Por último, la colocación del balón de Bakri se puede complementar con el uso de fármacos específicos dependiendo de lo que requiera cada paciente. 

Recuerda que en DEMESA también puedes encontrar consumibles médicos de las mejores marcas a nivel internacional. Si tienes dudas acerca de cualquier equipo médico especializado en nuestro catálogo no dudes en contactarnos a través de nuestra página webFacebook, Instagram o Twitter.

Bibliografía: 

De la Luna y Olsen E, Carranza-Sánchez B, Nava López L, Andrade-del Toro AR, Arellano-Cabrera S, Rodríguez-Ávalos J, Vences-Avilés MA. Experiencia con el balón de Bakri en hemorragia obstétrica. Ginecol Obstet Mex. 2017 nov;85(11):719-726. DOI: https://doi.org/10.24245/gom.v85i11.1345. Disponible en la web: http://www.scielo.org.mx/pdf/gom/v85n11/0300-9041-gom-85-11-719.pdf

Organización Mundial de la Salud. (‎2014)‎. Recomendaciones de la OMS para la prevención y el tratamiento de la hemorragia posparto. Organización Mundial de la Salud.
Disponible en la web:https://apps.who.int/iris/handle/10665/141472

Reynosa-Oviedo, Yolanda, & López-Vera, Ernesto Arnoldo, & Bazaldúa-Cruz, Juan José, & Martínez-Salazar, Gerardo Jesús (2015). EFICACIA Y SEGURIDAD DEL TAPONAMIENTO UTERINO PARA CONTROL DE HEMORRAGIA Y DISMINUCIÓN DE HISTERECTOMÍA OBSTÉTRICA. COHORTE HISTÓRICA EN NUEVO LEÓN, MÉXICO, 2013. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 66(3),186-194.[fecha de Consulta 30 de Marzo de 2021]. ISSN: 0034-7434. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=195242623005

Disponible en la web: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=195242623005