Mostrar todo

Ginecología | Sonohisterografía: un método de estudio efectivo

Demesa | Ginecología Sonohisterografía un método de estudio efectivo

La sonohisterografía se ha posicionado, desde hace ya algunos años, como un método efectivo para el estudio de diferentes patologías en el área de la ginecología. Se caracteriza principalmente por ser un excelente asistente en la detección de alteraciones endometriales y subendometriales. 

Algunas de las patologías que vale la pena destacar, son: pólipos endometriales, leiomioma submucoso, hiperplasia endometrial, cáncer endometrial, adherencias intrauterinas, adenomiosis, entre otros. 

Datos relevantes sobre el procedimiento 

Según un estudio de diagnósticos en ginecología, hecho por Anales de Radiología México, este examen se caracteriza por tener altos índices de efectividad en la fase diagnóstica de los pacientes. Por ejemplo, en los casos de adenomiosis, se ha demostrado un 96% de efectividad.

Asimismo, otro estudio, esta vez de la Revista Mexicana de Medicina de la Reproducción, arroja que la efectividad diagnóstica de la sonohisterografía en pacientes con problemas reproductivos ha alcanzado un 90.9% de eficiencia.

Especificaciones sobre los insumos recomendados para el procedimiento  

En cuanto al examen. Este se realiza con un catéter especializado que permite la infusión de solución salina en el útero de las pacientes, con el principal objetivo de evitar la aparición de burbujas de aire que pueden entorpecer el diagnóstico. 

La sonohisterografía puede hacerse con un catéter con o sin globo (tapón), pero generalmente se recomienda usar un Catéter Goldstein para ginecología, el cual evita el reflujo de la solución que se introduce en el útero. Esto permitirá que el proceso en general sea más efectivo y sin complicaciones. 

Algunas características del Catéter Goldstein para sonohisterografía, son: 

  • Posicionador ajustable: evita la fuga de la solución durante el procedimiento. 
  • Banda de tinta: permite medir y ajustar la posición del catéter. 
  • Punta redonda y cerrada: facilita la introducción del catéter. 

Con estos atributos, se pueden realizar biopsias con mayor control y de una manera fácil y segura. 

Posible diagnóstico de la sonohisterografía desde ginecología 

El diagnóstico que resulta de este procedimiento es amplio y puede categorizarse entre lesiones difusas o focales, según sea el caso, así como diferentes patologías endometriales como miomas submucosos; que según el estudio ya mencionado, son los causantes del 60% de los casos de sangrado posmenopáusico. 

Cabe resaltar, que los diagnósticos de diferentes patologías se hacen según el engrosamiento del endometrio, que en la fase proliferativa no debe superar los 8 mm de grosor, y en la fase secretora, los 16 mm. 

Sin embargo, el grosor del tejido endometrial debe medirse considerando que el ultrasonido siempre muestra el miometrio y el líquido dentro de la cavidad. Ambos factores deben excluirse al revisar la medición final. 

La única contraindicación para la realización de la sonohisterografía es la enfermedad pélvica inflamatoria, la cual no permite la introducción de ningún tipo de catéter, obstaculizando así el procedimiento. Asimismo, la inflamación en la región pélvica dificulta considerablemente el diagnóstico. 

Adquiere tus insumos y equipo médico especializado para este y otros procedimientos en ginecología con DEMESA

Ingresa a nuestro sitio web, explora nuestro catálogo y conoce lo último en tecnología que tenemos para ti. 

No olvides seguirnos en nuestras redes de Instagram, Facebook y LinkedIn.

Referencias: