Mostrar todo

Tecnología Láser CO2 en tratamientos de Blanqueamiento Vaginal

Demesa | Tecnología Láser CO2 en tratamientos de Blanqueamiento Vaginal

El blanqueamiento vaginal es un procedimiento estético en consultorio que ayuda a decolorar la pigmentación oscura de la piel. Esto se logra gracias a la tecnología del láser CO2 que produce un efecto de blanqueado sobre la zona genital.

En esta ocasión, DEMESA presenta Gynelase, una opción no invasiva con tecnología de vanguardia para el tratamiento íntimo de la mujer. 

Causas del oscurecimiento vaginal

El uso del láser CO2 dentro del blanqueamiento vaginal está considerado para tratar la hiperpigmentación. Es decir, el aumento de melanina en la piel que causa oscurecimiento en áreas determinadas.  

La hiperpigmentación de la zona genital se debe a diversos factores. Por un lado, están los factores genéticos y hormonales como la edad y el embarazo, y por el otro, los factores externos. Estos últimos pueden ser activados por: 

  • Ingesta de ciertos medicamentos.
  • Tratamientos agresivos de depilación.
  • Irritación causada por el uso de ropa ajustada.

Existen algunas recomendaciones para evitar el oscurecimiento de la piel. Por ejemplo, tener buenos hábitos de limpieza genital, en especial durante el periodo menstrual, y no usar ropa ajustada o que cause roces en la zona genital.  

Si bien estas medidas pueden ayudar a disminuir los signos de la hiperpigmentación, no siempre son 100% efectivos ante factores más determinantes.

Te puede interesar: Prótesis Testicular: Realidad del CT en México y el mundo.

Tratamiento con Láser CO2

Gynelase, además de ser un tratamiento efectivo para la incontinencia urinaria femenina, atrofia de la mucosa vaginal y virus del papiloma humano (VPH), también es una opción integral para el blanqueamiento vaginal. 

Mediante minúsculos impactos de láser CO2 fraccionado se produce un rejuvenecimiento vaginal. Esto sucede gracias a que el tejido conectivo y el epitelio tienden a engrosarse, lo que, a su vez, aumenta el trofismo, tonicidad, elasticidad y tensado del área tratada. 

Cada pulso del láser es controlado con precisión para actuar adecuadamente sobre el componente epitelial. De esta manera, se consigue una aplicación uniforme y ordenada que evita la acumulación de calor y permite una rápida reepitelización. Es decir, mediante micro perforaciones se promueve la regeneración del epitelio sobre el tejido conjuntivo al generar una cicatrización controlada.  

En consecuencia, el láser CO2 fraccionado de Gynelase se presenta como una solución integral, mínimamente invasiva, cómoda y segura para tratar con delicadeza la zona íntima femenina. Es fácil de usar, no produce sangrado ni cicatrices y ofrece resultados satisfactorios. 

Obtén una opción mínimamente invasiva para tratamientos estéticos vaginales dentro de tu consultorio con Gynelase. Para más información visita DEMESA.

Continuamente lanzamos nuevos productos y servicios para ginecología, urología y reproducción asistida. Síguenos en InstagramFacebookLinkedInTwitter y no te pierdas de nada.