Mostrar todo

Láser CO2 para Ginecología Estética: Patologías y Tratamientos

Demesa | Láser CO2 para Ginecología Estética Patologías y Tratamientos

El láser CO2 fraccionado es una de las alternativas más eficaces dentro de la ginecología regenerativa y estética. Corrige alteraciones y secuelas físicas y funcionales en la vagina, zona vulvar y suelo pélvico.

Patologías, alteraciones y tratamientos

Antes de hablar sobre las bondades del láser CO2, es indispensable mencionar las patologías y los tratamientos más comunes y utilizados para modificar el área genital femenina. 

Hablemos primero de las patologías. Las causas más frecuentes que pueden provocar efectos negativos en las zonas ya mencionadas son: 

  • Envejecimiento.
  • Embarazo.
  • Parto.
  • Menopausia.
  • Tratamientos contra el cáncer.
  • Prácticas deportivas.

Debido a esto, las mujeres experimentan algunas patologías como: 

Del mismo modo, se ven expuestas a alteraciones físicas como: 

  • Labios mayores hipertróficos
  • Labios menores asimétricos
  • Introito vaginal amplio
  • Sequedad vaginal

En consecuencia, tales padecimientos disminuyen la calidad de vida de miles de mujeres en todo el mundo. La razón principal es que provocan malestares físicos y psicológicos que afectan su día a día. 

Por su parte, los tratamientos, aunque existen algunos no hormonales como los hidratantes y lubricantes vaginales, no han generado resultados eficaces y a largo plazo relevantes.  

Afortunadamente, en la actualidad la tecnología del láser CO2 fraccionado permite solucionar de forma sencilla, rápida y efectiva las patologías y alteraciones ya mencionadas.  

Algunos de los procedimientos ambulatorios y mínimamente invasivos que se aplican con este tipo de láser son:

  • Labioplastia reductora
  • Labioplastia de aumento
  • Himenoplastia
  • Lipoescultura del pubis o monte de Venus
  • Perineoplastia
  • Lifting de labios mayores
  • Blanqueamiento genital

Láser CO2: eficacia y precisión 

El uso del láser CO2 fraccionado se ha posicionado como una alternativa efectiva, precisa y segura para el tratamiento de patologías, alteraciones morfológicas y funcionales de la zona íntima de la mujer. 

De acuerdo con una publicación de la Revista Oficial de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, esta tecnología permite que los mecanismos biológicos de reparación tisular del organismo se activen.

Cuando la energía láser impacta sobre la superficie tisular se produce un efecto fototérmico que genera una rápida e intensa producción de las proteínas de choque térmico. Esto, a su vez, incrementa los niveles locales de citocinas. Entre ellas destacan los factores de crecimiento:

  • A y B
  • De fibroblastos
  • Angiogénicos
  • Epiteliales
  • Plaquetarios
  • Endoteliales vasculares

Estas interacciones son las que originan la producción de fibras de colágeno, elásticas y otros componentes. De esta manera, la restauración, regeneración y restablecimiento del aspecto y funcionalidad del área tratada tienen lugar.

En cuanto a sus características principales, el láser CO2 goza de una gran capacidad de incisión, excisión, ablación, vaporización y coagulación tisular. Esto, aunado a que es un procedimiento eficaz, preciso y, sobre todo, regenerativo no invasivo, ha logrado que sea ampliamente aceptado en especialidades médicas como la dermatología y la cirugía plástica. 

En la actualidad, existen diferentes tipos de láseres. Pero uno de los que destaca por la seguridad, eficacia y precisión en los diferentes tratamientos es Gynelase.

Gynelase: rejuvenecimiento vaginal

Gynelase no sólo trata la incontinencia urinaria por esfuerzo y el VPH. Sus funciones también están enfocadas en la parte estética de los genitales femeninos. 

En consecuencia, la tecnología del láser CO2 que integra Gynelase está dirigida a las mujeres que buscan mejorar el aspecto, morfología y funcionalidad de sus genitales mediante una solución efectiva, segura y sin riesgos. 

Gynelase remodela el tejido conectivo al producir colágeno y fibras elásticas en un procedimiento corto. De hecho, su duración es de aproximadamente 20 minutos y con leves molestias para las pacientes.

En conclusión, la salud urogenital y sexual de las pacientes puede cambiar significativamente. Esto, gracias al tratamiento del láser CO2 fraccionado que ofrece tratamientos ambulatorios, mínimamente invasivos, sin incisiones y sin sangrado.

Si quieres adquirir esa tecnología para ampliar tus servicios ginecológicos en tu clínica o institución médica, contáctanos

En DEMESA contamos con un extenso catálogo de equipos e insumos médicos para las áreas de ginecología, urología y reproducción asistida. 

Por último, síguenos en InstagramFacebookLinkedInTwitter

Referencias:

Escribano Tórtola J.J., Rodea Gaspar G., Hermida Moreira J.C., Martín Jiménez Á. y Sánchez-Borrego R. El láser fraccionado de CO2 como tratamiento del síndrome genitourinario de la menopausia. Revisión de la evidencia y recomendaciones de uso. Progresos de Obstetricia y Ginecología. 2016;59(6):429-440. Recuperado el 22 de noviembre de 2021 de: https://sego.es/documentos/progresos/v59-2016/n6/13_el_laser_fraccionado_POG-D-15_laser_progresos.pdf